Sociedad por Acciones Simplificada, un mecanismo ágil al alcance de los emprendedores para formalizar sus negocios


Desde el pasado 18 de mayo, fecha en la que la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros SCVS habilitó el trámite de constitución de Sociedades por Acciones Simplificadas SAS, el proceso ha tenido gran acogida por parte de los emprendedores ecuatorianos quienes han visto en esta figura societaria una oportunidad para formalizar sus negocios, en forma ágil y sin costo. Hasta el momento se han creado varias compañías de este tipo a través de nuestra Oficina Matriz en Guayaquil y en las regionales de Ambato, Cuenca, Quito, Loja, Machala y Portoviejo.

Con la implementación de este mecanismo, presente en países como Colombia, Francia, México, Argentina, se busca impulsar el desarrollo del Ecuador, mediante el fomento de las actividades económicas individuales y la formalización de los emprendimientos, constituyéndolos en sujetos de crédito y contribuyendo a que amplíen sus procesos productivos. 

Una SAS comprende de múltiples beneficios, para empezar, se puede crear mediante un documento privado, lo cual le ahorra al emprendedor tiempo y dinero. Su flexibilidad permite que se constituya por una o varias personas naturales o jurídicas, a través de un trámite simplificado directamente en SCVS. 

Además, no requiere de un capital mínimo; puede dedicarse a cualquier actividad mercantil o civil lícita, según señale su objeto; su plazo de duración puede ser indefinido; y la responsabilidad de sus accionistas se limita a sus aportes, protegiendo así su patrimonio. 

La nueva S.A.S., es una estructura innovadora, adecuada para las necesidades y particularidades de cada negocio, ya que brinda a los empresarios la libertad de fijar las reglas que van a regir el funcionamiento de la sociedad. Están en la capacidad de contar con estatutos flexibles que se adapten a las condiciones y a los requerimientos de cada compañía.
 

Para visualizar los requisitos y pasos para crear una SAS haga clic aquí