Normativa de Prevención de Lavado de Activos exige capacitación de oficiales de cumplimiento


La Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros (SCVS) a través de la Dirección Nacional de Prevención de Lavado de Activos (DNPLA), se encuentra en una ardua campaña de crear cultura en materia de prevención de lavado de activos, por lo cual constantemente brindamos capacitaciones sin costo alguno en beneficio de las compañías, fortaleciendo de esta forma a sus procesos de control, mitigando el riesgo, garantizando la imagen reputacional de las mismas, y fortaleciendo la credibilidad internacional. 

Mediante resolución No. SCVS-INC-DNCDN-2019-0020 publicada en el Registro Oficial  en el segundo suplemento No. 96 de diciembre 9 del 2019, la entidad  promulgó las Normas de Prevención de Lavado de Activos, Financiamiento del Terrorismo y Otros Delitos. Según lo dispuesto en el numeral 36.6 del artículo 36 de la norma, cita lo siguiente, “(…) Posteriormente, al 31 de diciembre de cada año, los oficiales de cumplimiento deberán actualizar sus conocimientos en materia de prevención de lavado de activos, para lo cual deberán realizar cursos de capacitación con una duración en total de veinticinco horas como mínimo, que comprendan por lo menos, un total de diez horas, respecto de aquellos cursos dictados por la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE) y/o por la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros y complementados en las horas restantes, por los cursos dictados por las compañías debidamente registradas ante la Dirección Nacional de Prevención de Lavado de Activos. Los certificados correspondientes a los cursos de capacitación de los oficiales de cumplimiento, deberán conservarlos y presentarlos cuando sean requeridos por la Dirección Nacional de Prevención de Lavado de Activos, del organismo de control societario”.

Reconocemos la responsabilidad que tiene la sociedad para sumarse a combatir al delito de lavado de activos a través de conocimientos en materia de prevención. Sin embargo, cabe mencionar que la institución no avala cursos o talleres de capacitación privados.

De esta forma los sujetos obligados o compañías, reguladas por la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, cumplirán con el objetivo de aplicar los procesos, las políticas, procedimientos y los mecanismos para prevenir el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y otros delitos.