Blog SAS: Un año de S.A.S. en Ecuador


Por: Ab. Víctor Anchundia Places
Superintendente de Compañías, Valores y Seguros

La transformación empieza con la simplificación, la agilidad y la eficiencia, y es en lo que hemos trabajado arduamente en la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros. La llegada del Covid-19 impactó a todos. Sectores público y privado tuvieron que adaptarse a una nueva forma de brindar sus servicios. La declaratoria de emergencia y restricción de movilidad puesta en marcha el 16 de marzo de 2020 en Ecuador, fue un reto que nos ayudó a mejorar y fortalecer lo que ya hemos venido construyendo: un servicio público innovador, vanguardista, socialmente responsable, que con ayuda de medios digitales, logramos cumplir con nuestro compromiso de servir con calidad a la ciudadanía. 

Es en este período de incertidumbre económica y social, provocada por la pandemia, que el 18 de mayo de 2020 nace el proceso de constitución de las Sociedades por Acciones Simplificadas (S.A.S.), en cumplimiento de la disposición reformatoria octava de la Ley Orgánica de Emprendimiento e Innovación, publicada el 28 de febrero de 2020. Un nuevo tipo societario en Ecuador que busca no solo hacer más fácil el proceso de constitución de una compañía, sino que además contribuye a la creación de empleo, hace a los emprendedores sujetos de crédito, y dinamiza la economía eliminando varios costes monetarios y no monetarios. Entre las bondades de las S.A.S. puedo destacar la notable disminución del tiempo de constitución, que pasó de un promedio de 45 días a 7 días si se constituye de forma física y a 2 días si se constituye una S.A.S. de manera electrónica. Además, la eliminación de la barrera de un capital mínimo, sin duda es un incentivo para los emprendedores, sobre todo en un entorno donde lo que más se necesita es alivio fiscal.

Durante este primer año, se han creado más de 7.700 compañías de este tipo, constituyéndose en el principal vehículo de creación de empresas. De tal manera que las S.A.S. no solo han contribuido en el proceso de dinamización de la generación de empresas, sino que además, ayudaron a evitar un colapso en la inversión societaria y en la inversión extranjera directa. Es así que en un año de pandemia, donde una gran cantidad de países muestran cifras en rojo de la inversión empresarial, Ecuador presentó un crecimiento.

Las S.A.S. se han convertido en el principal motor de formalización en todo el país. Guayas y Pichincha lideran la creación de empresas bajo esta modalidad, al igual que los sectores económicos de comercio y en general de los servicios. Asimismo, las S.A.S. han generado un cambio en la forma de crear empresas, puesto que el 49% de las S.A.S. tienen un solo accionista, el 27% tienen como representante legal a una mujer, y el 28% de los accionistas son mujeres. Esto involucra un cambio importante en la igualdad de género en la representación en cargos directivos y en el directorio de las sociedades.

Finalmente, es importante mencionar que dentro de nuestra institución hemos evaluado la implementación de esta política y los resultados han sido excelentes. La implementación de las S.A.S. incrementó el número de empresas creadas en aproximadamente un 12% y la tasa de entrada en un 108%. Uno de los principales motivos ha sido la facilidad con la que se puede crear una compañía de este tipo, ya que el tiempo de constituirla cayó significativamente, alrededor de un -40%. Además de otras facilidades que permiten a un empresario crear una S.A.S. versus otro tipo de sociedad, los usuarios prefieren en un 20% más este modelo debido a la eliminación del capital mínimo requerido.

Un año de S.A.S., un año de buenas noticias para el sector societario, un año de innovación y transformación digital, un año que, aunque la pandemia del Covid-19 nos ha afectado económica y socialmente, las S.A.S. han sido, no solo el amortiguador, sino el dinamizador de una pronta recuperación. Seguiremos con nuestro compromiso de servir a la ciudadanía de la mejor manera, porque #ServirEsNuestroCompromiso.